16 September, 2008

La Ventana



Una pareja de recién casados se mudó para un barrio muy tranquilo. En la primera mañana en la casa, mientras tomaba café, la mujer reparó, a través de la ventana, que una vecina colgaba sábanas en el tendedero
¡Que sábanas tan sucias cuelga la vecina en el tendedero ... ! ¡Quizás necesita un jabón nuevo…! ¡Ojalá pudiera ayudarla a lavar las sábanas! El marido miró y se quedó callado. Y así, cada dos o tres días, la mujer repetía su discurso, mientras la vecina tendía sus ropas al sol y al viento.
Al mes, la mujer se sorprendió al ver a la vecina tendiendo las sábanas limpitas y dijo al marido: ¡ Mira, ella aprendió a lavar la ropa ! ¿ Le enseñaría otra vecina ?
El marido le respondió:
¡No. Hoy me levanté más temprano y lavé los cristales de nuestra ventana!
Y la vida es así. Todo depende de la limpieza de la ventana a través de la cuál observamos los hechos. Antes de criticar, quizás sería conveniente mirar si hemos limpiado el corazón para poder ver más claro. Entonces podremos ver claramente la limpieza del corazón de los demás …
Este pasaje tan lindo me lo puso mi hija Cynthia en mi mesita de noche. Es de un autor desconocido. Lo hizo con la finalidad de que deje de pelear con ella ( ella dice que es pelear yo digo que es aconsejandola y enseñandole de mis experiencias) Lo puse aqui porque no queria quedarmelo para mi sola.

Gracias gorda! en verdad me ayudo, porque anoche deje de mirar tus defectos y comenze a ver los mios.

5 comments:

  1. Bonita reflexión a veces se nos olvida mirar hacia adentro antes de atacar a los demas...

    Saludos!

    ReplyDelete
  2. bien..!primero ganar la guerra dentro de nosotros antes que hacerla a los demas...

    ReplyDelete
  3. aborigen vestimenta de consumo conceptualSeptember 20, 2008 at 7:16 AM

    Bien...
    Hay que ganar la guerra desde adentro antes que hacerla a los demas...

    ReplyDelete
  4. Que lección mas linda, esa morena bella te adora, no quiere perder eso que las une, y yo tambien te quiero Dai...

    ReplyDelete
  5. Es muy bonita tu hija.
    Andas perdía!

    ReplyDelete

Necesito una sonrisa tuya hoy.